“A TASTE OF HONEY”: BOB FLANAGAN & DAVID TRINIDAD (VERSIÓN DE LUIS ALBERTO ARELLANO)



Friday the 13th
 You can make a new start with your last breath,
it so happens, every time you let go.
If bad luck follows, why not embrace it
like an oozing mutation right out of
your high school anthropology textbook?
Why not learn to love the part of you that
dropped off ages ago but nonetheless
hangs around, hiding in the attic or
in the basement, or somewhere in between?
Are you afraid other people might scream?
Too bad if they do. You are what you were:
a ghoulish vision of selfishness and
self-imposed emotional implosion.
You have no reason to live, but still you
fog up the windows with your heavy breath
and point that accusing finger at me,
the one who wants to hold you in his arms.
You’ve grown too big for that, like a balloon
expanding beyond your own capacity
and my sense of good taste. It takes courage
to stay the same, bravery to be small.
In the land of the giants, no one gets
stepped on but the dumb ones, the bit players.
What a spectacle your life has become!
With your head in the clouds, you don’t notice
the peons you crush beneath your great feet.
It’s no great feat to make mud pics of men,
but you act as if you should be given
a standing ovation. We applaud you,
O fifty-foot woman! When you attack,
our penises react, little pip-squeaks
squealing and scurrying hither and yon.
We excite you, don’t we? Oh, please say so!
Otherwise we must hide our heads in shame,
weeping over our diminutive egos,
while you grow larger with each breath you take.

 Viernes 13
 Puedes comenzar de nuevo con tu último aliento,
eso pasa, cada vez que lo dejas.
Si la mala suerte sigue, ¿por qué no abrazarla
como una exhudante mutación salida de
tu libro de antropología de la preparatoria?
¿Por qué no aprender a amar la parte de ti
que fue desechada hace años pero que a pesar de eso
sigue alrededor, escondida en el ático
o en el sótano, en cualquier lado entre ambos?
¿Tienes miedo de que otras personas puedan gritar?
Peor para los que sí lo hacen. Eres lo que eres:
una visión macabra de egoísmo
y autoimpuesta implosión emocional.
No tienes razón para vivir, pero aún así
empañas la ventana con tu aliento pesado
y apuntas ese dedo acusador hacia mí,
el que solo quiere sostenerte en sus brazos.
Has crecido mucho para eso, como un globo
expandido más allá de su capacidad
y de mi sentido del buen gusto. Se necesita valor
para quedarse igual, heroísmo para ser pequeño.
En la tierra de los gigantes, nadie
es pisado, sino los tontos, los jugadores pequeños.
¡En qué espectáculo se ha convertido tu vida!
Con tu cabeza en las nubes, no notas
los peones que aplastas bajo tus grandes pies.
No es gran hazaña hacer pasteles de barro de los hombres,
pero tú actuas como si te debieran
una ovación de pie. Te aplaudimos,
¡Oh, Mujer de cincuenta pies! Cuando atacas,
nuestros penes reaccionan, pequeños pitidos
chirriando y escapando aquí y allá.
Te excitamos, ¿no es así? ¡Oh, por favor, dilo!
De otro modo debemos ocultar nuestras cabezas avergonzados,
llorando sobre nuestros diminutos egos,
mientras tú creces más a cada respiro.



 Anger turned inward
 I am the God of Hellfire and I bring
incense, peppermints, and green tambourines
to delight and titillate the senses
that I’ve neglected for such a long time.
But, try as I might, I’m still a numbskull,
a bona fide nincompoop, a nothing
in a world where everyone wins but me.
I suffer from entropy and a mal odor.
I myself am an eyesore and should be
treated far worse than the Elephant Man
for I am not even a human being.
I am the God of Hellfire and I bring
myself into every conversation
about sex and death. Though you’re not aware,
I’m stealing from you and I’m fucking you
in the face while you caress your pet rock—
that’s about as much life as you can stand.
Nonetheless, I have come to answer your
need for love and your hunger for someone
with a big dick and excellent credit
so you can buy, buy, buy and fuck, fuck, fuck
in order to feel complete and make life
appear to be more than the maddening
mishmash of morbid misinformation
you’ve had forced down your throat ever since birth.
Instead of lies, you now gag on a prick—
the biggest lie of all. Now you see it.
But see it you will, and taste it too, each
glorious inch of stiff, uncut Godhead!
You need it! You are the God of Hellfire
(not me) and you have brought me down to earth,
down to my knees, up to your expectations
of the kind of blow job you dream of
where at last you swallow seed and bear fruit
in the flickering red flames of Hellfire.


Rabia vuelta hacia dentro
 Soy el Dios del Fuego Infernal y traigo
incienso, mentas, y panderos verdes
para deleitar y excitar los sentidos
que he descuidado por mucho tiempo.
Pero, prueben a ser yo, tengo aún el cráneo adormecido,
una estupidez de buena fe, un nada
en el mundo donde cualquiera gana menos yo.
Sufro de entropía y mal[1] olor.
Yo mismo soy una monstruosidad y debo ser
tratado mucho peor que el Hombre Elefante
debido a que no soy ni siquiera un ser humano.
Soy el Dios del Fuego Infernal y me meto
en cualquier conversación
sobre sexo y muerte. Pensando que no lo notas,
te robo y te cojo en el rostro
mientras te ocupas de tu piedra mascota—
eso es tanta vida como puedes soportar.
No obstante, he venido a satisfacer
tu necesidad de amor y anhelo de alguien
con el pito grande y un excelente crédito
para que puedas comprar, comprar, comprar y coger, coger, coger
en busca de sentirte completa y hacer que la vida
parezca ser más que el irritante
revoltijo de desinformación enfermiza
que has tenido debajo de tu garganta desde que naciste.
En vez de mentir, ahora ríes de los insultos—
la más grande mentira de todas. Ahora la ves
y ya ni siquiera quieres verla.
Pero deberás verla, y probarla también, ¡cada
gloriosa pulgada de la rígida, sin cortes, Cabeza de Dios!
¡La necesitas! ¡Eres el Dios del Fuego Infernal
(no yo) y me has traído a la tierra,
descendido hasta mis rodillas, levantado hasta tus expectativas
del tipo de mamada que soñaste
donde al final tragas la semilla y guardas la fruta
en las intermitentes llamas rojas del Fuego Infernal.




[1] Español en el original
Con tecnología de Blogger.